La ansiedad como emoción básica

hipnosis clinicaLa ansiedad es una emoción básica que forma parte de la dotación emocional de todos los seres humanos. Es considerada como una aportación útil del desarrollo evolutivo de nuestra especie. A través de un sofisticado sistema de procesamiento de la información, esta estructura cognitivo-afectiva se encarga de organizar, de la manera más eficaz, los recursos del individuo ante una situación anticipada como peligrosa, con el objetivo de preservarle de posibles daños.

La ansiedad es un proceso emocional normal, adaptativo e imprescindible para la vida.

Existe una clara diferencia entre la ansiedad y el miedo. En el miedo, el peligro se percibe como real, presente e inminente. La sensación de incontrolabilidad focalizada en la posibilidad de un daño o amenaza futura, o cualquier suceso potencialmente negativo, es característica de la ansiedad. Podríamos definir la ansiedad en términos de un estado de indefensión. La respuesta psicofisiológica está relacionada con el sustrato biológico del estado de preparación del organismo para contrarrestar la indefensión.

Lo que desencadena la ansiedad no son objetos o situaciones que impliquen un peligro o daño real o actual, en general se trata de elementos que han obtenido la capacidad de generar ansiedad a través de nuestro aprendizaje. El tipo de situaciones que provocarán ansiedad, en cada uno de nosotros, vendrá determinado por nuestra historia y características personales. El rango de situaciones que pueden provocar ansiedad es muy amplio, además puede ser ante estimulación externa o interna; muchas personas sufren ansiedad sin ser conscientes de qué estímulo ha disparado su ansiedad. Por lo tanto, las señales de ansiedad pueden ser muy amplias o muy concretas, así como conscientes o inconscientes; no obstante, independientemente de su naturaleza, cuando la persona considera que estas señales son amenazantes indican la necesidad de poner en marcha una respuesta eficaz, que estará cargada de activación y valoración afectiva negativa. La atención se desplazará hacia las señales potencialmente amenazantes. Con mucha frecuencia, la valoración que hacemos de la capacidad de afrontar la situación, suele ser negativa. De este modo, al valorarnos como poco eficaces se dispara la activación psicofisiológica y la percepción de una ejecución deficitaria, organizándose así un círculo vicioso que perpetúa la ansiedad.

Las consecuencias de estos procesos, son la tendencia a evitar la experimentación de la ansiedad y, por otro lado, el desarrollo de un estado de preocupación sostenido. Cuando la evitación y la preocupación interfieren, de manera importante, en nuestra vida diaria, estaremos probablemente ante un trastorno de ansiedad. Aquí será necesaria la intervención psicoterapéutica para interrumpir la ansiedad patológica a través de la hipnosis clinica.

Los principales trastornos de ansiedad están recogidos en los manuales DSM-IV-TR y CIE-10, pueden consultarse fácilmente en la red. A pesar de las diferencias que pueden existir entre los diferentes trastornos de ansiedad, todos ellos comparten la presencia de respuestas de ansiedad y miedo desproporcionados en relación con las condiciones reales; por todo ello, se darán conductas de escape y evitación.

Los trastornos de ansiedad, tras los trastornos depresivos, son los más comunes e incapacitantes de entre los problemas psicológicos. Las fobias específicas son las más prevalentes y el TOC (trastorno obsesivo compulsivo) el menos prevalente. Algunos suelen aparecer en la niñez, como las fobias específicas, mientras que en la mayor parte de los casos, su comienzo se da en la etapa temprana de la edad adulta.

Con respecto a la explicación del desarrollo y mantenimiento de los trastornos de ansiedad vemos que hay una naturaleza compleja y multicausal. Los modelos etiológicos iniciales enfatizaban el papel de los aspectos biológicos o del aprendizaje. Las teorías actuales se basan en modelos biopsicosociales, más sofisticados.

La evidencia científica muestra la existencia de diferentes tipos de vulnerabilidad o predisposición. En primer lugar se identifica una vulnerabilidad biológica de carácter hereditario. También existe una vulnerabilidad psicológica que se ha ido desarrollando a partir de experiencias de desarrollo tempranas. Los procesos psicológicos, basados en los procesos cognitivos y respuestas conductuales que describirán la adquisición y mantenimiento de los trastornos de ansiedad. Los modelos conductuales incluyen elementos procedentes de las teorías del condicionamiento clásico y operante. También tienen mucha importancia las influencias culturales, de manera que éstas influirán en el desarrollo y expresión de los trastornos de ansiedad.

Autor: Juan Antonio Morillas Kieffer, Vicepresidente y delegado de
Baleares SIHC, Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, revisado por
Joan Luz

Descubre las mejores técnicas de respiración

Instituto Hipnosis

instituto hipnosisLa respiración es un proceso automático por el cual el cuerpo toma el oxígeno del aire y expulsa el dióxido de carbono. Aprendiendo a controlar nuestra respiración de forma consciente conseguiremos muchos beneficios más como son relajarnos y controlar nuestra ansiedad. A continuación te mostramos las mejores técnicas actuales. Algunas de ellas son las siguientes:

Sama Vritti (la Respiración Equitativa)

Consiste en inhalar y exhalar por la nariz contando hasta cuatro (cuando controles el proceso puedes aumentar hasta 6 o incluso 8). Es muy efectiva si tienes problemas para dormir.

Respiración abdominal

Para controlar este proceso mejor pon una mano en el pecho y otra en la barriga. Inhala mientras se llena el diafragma y nota como tus pulmones se ensanchan. La frecuencia ideal es de 6 a 10 respiraciones por minuto.

Como beneficios están la disminución de la presión arterial, cardíaca y del estrés.

Nadi Shodhana (la Respiración que alterna las fosas nasales)

La técnica favorita de los practicantes de Yoga. Tapa un orificio nasal con el pulgar e inhala por el otro. Luego tapa el otro orificio y suelta el aire por el que queda libre.

Se dice que ayuda a conectar los dos hemisferios cerebrales y que ayuda a concentrarse mucho mejor.

Kapalabhati (la Respiración del Cráneo Brillante)

Inhala muy despacio y luego suelta el aire de repente, con fuerza, proyectando el proceso desde la panza. Luego vete subiendo el ritmo hasta hacer unas 10 respiraciones.

Relajación progresiva

Cierra los ojos y respira lentamente mientras te concentras en tus grupos musculares. Ténsalos y desténsalos mientras respiras. Con dos o tres segundos cada respiración es suficiente. Puedes comenzar desde la parte inferior del cuerpo (dedos de los pies) e ir subiendo poco a poco (rodillas, cintura, pecho, brazos, cabeza, ojos, etc.).

Visualización guiada

Respira despacio mientras piensas en lugares placenteros y que te inspiran seguridad y confianza. No pienses en nada más e intenta aislarte del exterior. Al principio te costará pero llegarás a un punto que controlarás tu mente a niveles que no pensabas que eran posibles.

En todos estos ejercicios hay que tener en cuenta que no debemos marearnos. Si ocurre eso es que estamos haciendo algo mal (estamos yendo demasiado deprisa o nuestra coordinación no es buena).

¿Quieres dejar de fumar? La hipnosis te puede ayudar

hipnotizarNo es necesario recordar los múltiples beneficios que conlleva dejar de fumar, no solo para la salud, sino en múltiples aspectos. Pero, también es cierto que dejar de fumar resulta una tarea complicada, sobre todo para aquellas personas que tienen muy arraigado el hábito. Supone entonces un gran esfuerzo y frecuentemente no se supera la abstinencia.

Para combatir esta droga, que genera un serio problema de adicción, se está recurriendo cada vez con mayor intensidad a la hipnosis. Este método, según los expertos en la materia, consigue nada menos que un 80% de éxito en la terapia para dejar de fumar, con apenas un 2,5% de recaídas.

Según los especialistas, la razón de esta eficacia es la capacidad del método de hipnosis para alcanzar nuestro inconsciente, en el que radica el principal obstáculo, ya que aquí continúa asentada la imagen de fumador que tenemos de nosotros mismos. Aún se agrava más el problema si sumamos la imagen misma del fracaso que nos supone no conseguir abandonar el hábito, por muchos intentos que hagamos.

La terapia tiene que dirigirse a la raíz misma de la necesidad de fumar. El paciente tiene que conseguir que el tabaco le resulte absolutamente indiferente, eliminar esa ansiedad y conseguir que aumente su autoestima y motivación positiva.

Según estas teorías, si persiste el miedo ante la recaída en el hábito es que aún persisten, de alguna forma, las ganas de fumar y eso quiere decir que el paciente permanece anclado a la adición. La verdadera solución es que esa persona llegue a una situación en la que desaparezca cualquier atisbo de emoción, ya sea atracción o miedo, ante la posibilidad de enfrentarse a un paquete de cigarrillos.

En la práctica real, hipnotizar no consiste en dejar a nadie dormido o despojarle del control de su voluntad, como estamos acostumbrados a ver en la ficción. El paciente hipnotizado está siendo consciente de lo que ocurre, inmerso en una profunda relajación y dejándose llevar por ejercicios y mensajes positivos.

Naturalmente, la técnica no funciona de manera automática ni da los mismos resultados en todas las personas. Aún cuando se aconsejan de 1 a 5 sesiones por término general, algunas personas parecen capaces de abandonar el tabaco el primer día y otros pueden tardar una semana. Pero, lo más importante es que consiguen hacerlo sin pasarlo mal ni tener que realizar un sacrificio o esfuerzo excesivo.

Celos en la pareja – Escuela Hipnosis

hipnosisLos celos constituyen un sentimiento o una emoción que surge como consecuencia de un exagerado afán de poseer algo de forma exclusiva y cuya base es la infidelidad –real o imaginaria- de la persona amada.

Hablamos de una emoción universal, podemos comprobarlo en la literatura de todos los tiempos: Shakespeare, Proust, Bizet, etc…Los celos más que un deseo erótico, están condicionados por el sentido de propiedad (me perteneces, soy todo tuyo…), son un fenómeno común en nuestra sociedad. No reflejan, en todos lo casos, la existencia de una problema psicopatológico y por ello no deben generar un sentimiento de vergüenza. En realidad constituyen una de las grandes pasiones que se ancla en lo más profundo del ser humano.

Los límites de los celos normales o razonables resultan difíciles de establecer. La aparición de  unos celos intensos refleja frecuentemente la existencia de una inseguridad personal, así como un sentimiento de posesión sobre la pareja y de un temor a perderla en beneficio de un rival.

Cuando se traspasa la frontera que permite manejar y resolver los celos, se convierten en patológicos; en estos casos son como un aguijón que se clava con todo su veneno. En este caso hay tres características nucleares: la ausencia de una causa real desencadenante, la extraña naturaleza de las sospechas y la reacción irracional del sujeto afectado, con una pérdida de control.

Desde una perspectiva psicopatológica, es decir cuando se trata de un trastorno, esta creencia irracional puede presentarse de tres maneras diferentes:
a) Celos pasionales: como un arrebato u obcecación, en forma de ataques de celos más o menos continuos.
b) Celos obsesivos: como una obsesión.
c) Celos delirantes: como una idea delirante.

¿Tengo un problema de celos?
1. ¿Puede controlar los pensamientos relacionados con la infidelidad de su pareja?
2. ¿Se resiste, sin éxito, cuando comienzan los pensamientos acerca de una posible relación de su pareja con otra persona?
3. ¿Lleva a cabo diferentes comportamientos dirigidos a comprobar la infidelidad de su pareja?
4. ¿Ha encontrado, en alguna ocasión, alguna prueba objetiva que demuestre que su pareja le es infiel?
5. ¿Se ha alterado algún área importante de su vida (relación familiar, vida social, ámbito laboral, etc.) como consecuencia de los pensamientos que tiene o de los comportamientos que realiza?

Autor: Juan Antonio Morillas Kieffer, Vicepresidente y delegado de
Baleares Sociedad Internacional de Hipnosis Clinica, Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, revisado por Joan Luz