¿Quieres aprender hipnosis? La EOH te lo pone fácil

aprender hipnosisÚltimamente el poder de controlar a las personas o a la mente misma se ha convertido en un estudio que muchas personas quieren dominar debido a la fama que muchas series y programas de televisión le han dado.

Pues bien, como se dice, nunca es demasiado tarde para comenzar a estudiar algo nuevo y si tu deseo es aprender hipnosis este es tu momento, pues la EOH te lo pone más fácil que nunca.

Sin embargo, nosotros queremos facilitártelo mucho más, dándote unas recomendaciones y las indicaciones principales para que tú mismo conduzcas una práctica de hipnosis y así el curso de hipnosis no te resulte tan complicado.

1) Suaviza tu voz. El primer paso para dominar la hipnosis es encontrar una voz suave, es decir, deberás utilizar una voz tranquilizadora. Para poner un ejemplo, esta voz tendrá que ser semejante al tono de voz que utilizarías al hablar con un niño que está durmiendo plácidamente. Cuanto más relajada esté tu voz y más tranquilizador sea tu tono, más fácil será hipnotizar a la persona.

2) Relaja al sujeto. Si la persona que se va a someter a la hipnosis no se encuentra relajada, el proceso será imposible por lo que deberás ayudarle a que se relaje lo más rápido posible. ¿Cómo hacerlo? Muy fácil, puedes pedirle que haga ejercicios de respiración en los que respire profundamente y exhale lentamente el aire, y a su vez, pedirle que comience a sentir relajada cada parte de su cuerpo de arriba a abajo. A continuación, induce al interesado a que sienta cada parte de su cuerpo como se vuelve pesada y como toda la tensión acumulada desaparece.

3) Alaba a la persona. Someterse a una hipnosis sin saber a qué te estás enfrentando puede ser algo aterrador para algunas personas, por lo que deberás, además de relajar y tranquilizar, asegurarle que todo está bien, que no hay ningún peligro y que ha tomado una buena decisión al someterse a este proceso.

4) Despiértalo. Una vez haya terminado la sesión de hipnosis deberás despertar al paciente. Una sencilla y muy buena forma de hacerlo es contar hasta cinco y decirle al paciente que una vez llegue a cinco abra los ojos para sentirse vivo y lleno de energía.

Ahora que ya tienes las bases de la hipnosis, puedes disfrutar de un aprendizaje rápido y sencillo.

Terapias alternativas. La hipnosis

terapias alternativas

Hoy en día se utiliza una gran variedad de terapias alternativas que dan magníficos resultados en multitud de áreas. Sin duda, una de las más importantes es la hipnosis clinica, rama acerca de la cual queremos hacer versar este artículo.

La hipnosis es, en resumidas cuentas, un estado mental que puede tener cualquier individuo a partir de una serie de técnicas.

En general, esta técnica se compone de un número determinado de sugerencias preliminares y de instrucciones que son generadas por un hipnotizador. Sin embargo, en muchos casos, también puede administrárselas el sujeto en sí mismo, lo que se conoce como autosugestión o autohipnosis. Cuando se emplea con fines terapéuticos se denomina hipnoterapia.

Por su parte, la hipnosis clinica se ha revelado como un excelente mecanismo para tratar diversos problemas. De hecho, sus aplicaciones terapéuticas son muy variadas.

En este sentido cabe destacar que ha demostrado ser muy eficaz para dejar atrás determinados hábitos poco saludables y conductas no deseadas como, por ejemplo, el tabaquismo, el abuso de las drogas y el alcohol, o simplemente, morderse las uñas.

Además, la hipnosis también resulta muy válida para aquellas personas que desean bajar de peso, pero a las que les cuesta mucho controlar sus instintos a la hora de comer. De igual modo, también ha demostrado resultar efectiva a la hora de mejorar la productividad en el trabajo, la capacidad de estudios, el rendimiento en el deporte, la eficacia de la memoria y la concentración, etc.

Tampoco hay que olvidar que las terapias alternativas a partir de la hipnosis ayudan a muchas personas a olvidar sus fobias y miedos. Pero, además, también hacen lo propio respecto a los problemas emocionales, de insomnio, a las compulsiones e inhibiciones, a los celos y a los sentimientos de culpa. En definitiva, problemas muy cotidianos que afectan a todas las personas en determinados momentos de sus vidas.

El sexo tampoco está exento de relacionarse con la hipnosis clinica. De hecho, muchos sujetos han conseguido acabar con sus problemas de eyaculación precoz o disfunción erectil gracias a esta terapia. Además, en el caso de aquellas personas que son capaces de inducirse a sí mismos a ese estado, también tiene aplicaciones respecto al estrés y las tensiones diarias, así como en cuanto al dolor menstrual.

En definitiva, la hipnosis se ha convertido, debido a su efectividad y a su gran ámbito de aplicación, en una de las terapias alternativas a la medicina tradicional más solicitadas y demandadas.

Por ello, si tienes algún problema y quieres encontrar una solución diferente, te animamos a que la pruebes.