¿Quieres dejar de fumar? La hipnosis te puede ayudar

hipnotizarNo es necesario recordar los múltiples beneficios que conlleva dejar de fumar, no solo para la salud, sino en múltiples aspectos. Pero, también es cierto que dejar de fumar resulta una tarea complicada, sobre todo para aquellas personas que tienen muy arraigado el hábito. Supone entonces un gran esfuerzo y frecuentemente no se supera la abstinencia.

Para combatir esta droga, que genera un serio problema de adicción, se está recurriendo cada vez con mayor intensidad a la hipnosis. Este método, según los expertos en la materia, consigue nada menos que un 80% de éxito en la terapia para dejar de fumar, con apenas un 2,5% de recaídas.

Según los especialistas, la razón de esta eficacia es la capacidad del método de hipnosis para alcanzar nuestro inconsciente, en el que radica el principal obstáculo, ya que aquí continúa asentada la imagen de fumador que tenemos de nosotros mismos. Aún se agrava más el problema si sumamos la imagen misma del fracaso que nos supone no conseguir abandonar el hábito, por muchos intentos que hagamos.

La terapia tiene que dirigirse a la raíz misma de la necesidad de fumar. El paciente tiene que conseguir que el tabaco le resulte absolutamente indiferente, eliminar esa ansiedad y conseguir que aumente su autoestima y motivación positiva.

Según estas teorías, si persiste el miedo ante la recaída en el hábito es que aún persisten, de alguna forma, las ganas de fumar y eso quiere decir que el paciente permanece anclado a la adición. La verdadera solución es que esa persona llegue a una situación en la que desaparezca cualquier atisbo de emoción, ya sea atracción o miedo, ante la posibilidad de enfrentarse a un paquete de cigarrillos.

En la práctica real, hipnotizar no consiste en dejar a nadie dormido o despojarle del control de su voluntad, como estamos acostumbrados a ver en la ficción. El paciente hipnotizado está siendo consciente de lo que ocurre, inmerso en una profunda relajación y dejándose llevar por ejercicios y mensajes positivos.

Naturalmente, la técnica no funciona de manera automática ni da los mismos resultados en todas las personas. Aún cuando se aconsejan de 1 a 5 sesiones por término general, algunas personas parecen capaces de abandonar el tabaco el primer día y otros pueden tardar una semana. Pero, lo más importante es que consiguen hacerlo sin pasarlo mal ni tener que realizar un sacrificio o esfuerzo excesivo.

Escuela Hipnosis Escuela Hipnosis (47 Posts)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *