Descubre las mejores técnicas de relajación

tecnicas de relajacion

Descubre cuáles son las mejores técnicas de relajación.

El tiempo en el que nos ha tocado vivir es un tiempo de movimientos, vaivenes, un tiempo difícil y donde cada vez más gente sucumbe al estrés del día a día. Este estrés puede llegar a provocar enfermedades relacionadas con la presión arterial o cardiovasculares, por eso es importante saber controlar esos nervios, encontrar las mejores técnicas de relajación para que tu labor diaria sea mucho más amena y sencilla.

En el mercado podemos encontrar gran cantidad de productos que prometen la relajación, una relación que se consigue a través de una serie de activos que a la larga pueden ser perjudiciales para tu salud. Por eso es importante que conozcas otra serie de actividades que no necesitan de ningún medicamento.

– Relajación progresiva: Este método busca la entrada del cuerpo en un estado de total relajación a través del control del mismo. Para llegar a él hay que relajar el cuerpo poco a poco desde los pies, pasando por las piernas, el abdomen y terminando en la cabeza, a través de técnicas de relajación en la cama o sobre una superficie, pero siempre en horizontal.

– Relajación auditiva: Mediante este método se puede alcanzar la relajación. Para ello hay que acostarse y tapar el canal auditivo para que la relajación sea total.

– Respiración profunda: Recostado sobre una superficie cómoda y horizontal, nos disponemos a realizar respiraciones profundas mientras mantenemos el aire en nuestros pulmones un par de segundos entre inspiración y expiración.

– Hipnosis: Posiblemente sea para muchos la menos conocida, pero sin duda es una de las que mejor funcionan. Se realiza a través de una sesión de hipnosis donde se buscan los posibles síntomas para el estrés o los dolores musculares para, en un segundo paso, actuar sobre ellas en la misma sesión y procurar su cura.

Gracias a estas técnicas podrás encontrar una rápida mejora en ciertos aspectos de tu salud, ya que las técnicas de relajación te proporcionan una disminución de la presión arterial, un alivio del dolor y una bajada de tensión, también baja el ritmo cardíaco y la mayoría de los pacientes encuentran una clara mejora en la concentración.

Por eso es siempre recomendable acudir a profesionales para llevar a cabo cualquiera de las técnicas, porque sólo con los mejores se alcanzan los mejores resultados.