Sociedad Internacional de Hipnosis SIHC
Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

   

Películas y Documentales de Formación

 

1. Instinto (1999) Con Anthony Hopkins y Cuba Gooding, Jr. compartiendo papeles protagónicos, no podía sino generar grandes expectativas y lo cierto es que este filme ha sabido cumplirlas con creces. Cuba Gooding, Jr. es un joven y prometedor psiquiatra que intenta profundizar en los secretos de la mente de un antropólogo que ha sido acusado de matar y herir a unos supuestos guardaparques. Sin embargo, lo que podía ser un examen de rutina en una cárcel, se convierte en un viaje hacia lo más oscuro de la sociedad, donde se cuestionan nuestras ansias de poder y control. Un filme que no deja indiferente, sobre todo por las preguntas que genera.

 

2. Una mente maravillosa (2001) Le antecedía la novela homónima de Sylvia Nasar, que había sido nominada al Premio Pulitzer, y en esta ocasión el filme no fue menos. De hecho, ganó el Óscar a la Mejor película y se llevó otras tres estatuillas. Russell Crowe interpreta a John Forbes Nash, el Premio Nobel de Economía aquejado de esquizofrenia. La película es un apasionante viaje hacia los misterios de esta enfermedad, nos deja entrever las etapas más oscuras pero también es una oda a la esperanza ya que al final intenta despojar a la esquizofrenia del halo negativo con el que nuestra sociedad la ha recubierto.

 

3. K-Pax (2001) Hay filmes que no me canso de ver y este es uno de ellos, quizás porque todos los que hemos estado tan cerca de la enfermedad mental nos hemos preguntado en más de una ocasión quién tiene la "realidad" en la mano. Precisamente, ese es el tema de la película: Kevin Spacey, que interpreta a un paciente aparentemente aquejado de algún tipo de psicosis, afirma que viene de otro planeta y que en algún momento abandonará la Tierra. Jeff Bridges, el psiquiatra, intenta que tome contacto con la realidad pero mientras lo trata, dentro del hospital psiquiátrico, sus convicciones comienzan a tambalearse.

 

4. Alguien voló sobre el nido del cuco (1975) Con Jack Nicholson en el rol protagónico, respaldado por un excelente Danny DeVito y una impecable Louise Fletcher, no es extraño que esta película se haya convertido en la segunda en obtener los cinco premios principales de la Academia. Su ritmo es un poco lento al principio pero después nos atrapa con un crescendo de emociones. Casi todo el filme se desarrolla en un hospital psiquiátrico, en el cual tienen a Jack Nicholson para evaluar si sufre realmente una enfermedad mental o lo está fingiendo, puesto que ha sido acusado de violación. Con esta historia, simpática y desgarradora al mismo tiempo, nos vamos sumergiendo en los conflictos propios de una institución psiquiátrica. ¿Era Jack Nicholson un espíritu libre que sucumbió a la presión de reglas inflexibles o realmente padecía un trastorno psiquiátrico?

 

5. El cisne negro (2010) Protagonizada por Natalie Portman (que ganó el Oscar por su actuación), Mila Kunis y Vincent Cassel, se trata de uno de esos filmes que odias o amas, no hay términos medios, como en todas las películas de Darren Aronofsky. Extenuada por la presión de su carrera como bailarina y por la competencia de Mila Kunis, Natalie Portman comienza a ver como sus fuerzas físicas y mentales van mermando mientras su lado más oscuro comienza a emerger hasta que sufre un verdadero brote psicótico.

 

6. El experimento (2001) Esta película alemana está basada en el famoso experimento de la cárcel que realizó Zimbardo a principios de los años ’70. Se trata de un filme genial donde se puede apreciar con absoluta precisión los cambios que van ocurriendo en el interior de las personas: los encarcelados y los guardianes. La relación que se establece entre unos y otros nos incita a reflexionar sobre los roles sociales, las normas y la propia naturaleza del ser humano.

 

7. El indomable Will Hunting (1997) Este filme llega con una presentación inmejorable: 9 nominaciones a los Oscar y, por si eso no fuera suficiente, entre sus protagonistas encontramos a Matt Damon, Ben Affleck y Robin Williams. Matt Damon es un joven brillante pero de clase baja que desperdicia su talento trabajando como conserje en una universidad. Un día resuelve un complejo problema matemático y un profesor de la escuela lo toma bajo su tutela. Sin embargo, cuando el joven se enfrenta a la posibilidad de ir a la cárcel, prácticamente le obligan a acudir a Robin Williams, un psiquiatra muy peculiar que logra encontrar la mejor manera para llegar hasta el joven y ayudarlo a resolver sus conflictos. Lo curioso es que el psiquiatra tampoco está libre de fantasmas y en esa relación terapéutica tan inusual, estos comienzan a salir.

 

8. Inocencia interrumpida (1999) Esta película tiene un buen reparto de estrellas, entre las que se encuentran Winona Ryder, Whoopi Goldberg, Brittany Murphy y Angelina Jolie, que consiguió un Oscar a la mejor actriz de reparto. En el filme se pueden apreciar diversos trastornos psiquiátricos, desde la sociopatía hasta la bulimia, sin olvidar la depresión severa y el trastorno borderline de personalidad. No obstante, lo más interesante es que el filme se basó en las memorias de Susanna Kaysen, que fue paciente en un hospital psiquiátrico en la década del ’60, que es justamente la época en la cual trascurre el filme.

 

9. Shutter Island (2010) Dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio, es una de esas películas que odias o amas pero para saberlo, tendrás que llegar hasta el final. En el filme Leonardo DiCaprio llega a una isla donde se encuentra un centro psiquiátrico para investigar un supuesto asesinato pero en la misma medida en que la trama avanza, todo se complica y los recuerdos del pasado acuden a la mente del policía para recordarle un asesinato que él mismo cometió. Sin embargo, DiCaprio se niega a aceptar su cuota de responsabilidad y aparta constantemente lo que considera que son tan solo sueños perturbadores. En cierto punto, la película se vuelve predecible pero no la abandonéis porque la última escena hace que todo el tiempo invertido en ella valga la pena.

 

10. El silencio de los corderos (1991) No me gustan las tramas violentas pero si voy a hablar de las películas psicológicas y olvido este título corro serio riesgo de linchamiento. De hecho, yo misma sucumbí ante el atractivo que ejercían sus actores principales: Jodie Foster y Anthony Hopkins, este último es un inteligente psiquiatra que ahora está encarcelado, al cual Jodie Foster recurre pidiéndole ayuda para atrapar a un asesino en serie. Quizás está de más puntualizar que ha sido la tercera película en alcanzar los cinco premios principales de la Academia por lo que siempre vale la pena dedicarle unas horas.

 

¿Te animas a apuntar algún otro título?

 

 

Síganos en:

facebook hipnosis clinica  twitter EOH  Google+ EOH    youtube-rectangle-button    pinterest hipnosis cursos

 

Seguridad SSL